Este es un post pensado para quienes viajarán pronto en Level. Prioricé los detalles por sobre las fotos ya que lo escribí a medida que se daba la experiencia…

La previa

Tuve la suerte de ser uno de los privilegiados que compró los pasajes en Level, aerolínea Low Cost de IAG (British Airways, Aer Lingus, Vueling e Iberia) ida y vuelta, directo, de Buenos Aires a Barcelona por $5.900 (en ese momento 394 euros).

Pude realizar el check-in un mes antes de la salida del vuelo hacia Barcelona, para ambos tramos. Sorprendente, lo habitual es hacerlo 24/36/48 hs. previas a la salida. En ese momento, sin pagar ningún monto adicional, me asignaron automáticamente 5 lugares para mi familia, en forma consecutiva y me parecieron buenas opciones. Fila 30. La distribución del A330-200 con el que vuela Level es 2-4-2 y nos tocó A(v)-C(p)-D(p)-E(m)-G(m). Como aún a los chicos le da lo mismo, no hubo quejas de los dos “medios”.

Al momento de la compra de los pasajes no había adquirido la posibilidad de despachar equipaje. Una semana antes del vuelo, decidimos despachar una valija. Intenté hacerlo por la web de Iberia pero no tuve suerte. Finalmente llamé a Level en Buenos Aires al (+54) 11 5235 7415 y en menos de 10 minutos y por 40 euros cada tramo, tuve resuelto el tema. Quedaron en enviarme un comprobante por email. No lo hicieron pero volví a llamar 24 hs antes del vuelo y lo enviaron. Inclusive me esperaron en línea hasta recibir el comprobante electrónico.

Debatimos familiarmente como resolver el tema de la comida a bordo. Dado que el vuelo despega de Buenos Aires a las 12 del mediodía, decidimos que comeríamos algo en el VIP StarAlliance. Tenemos acceso a este Lounge a través de Diners y de Priority Pass que otorgan las tarjetas Visa Signature y Mastercard Black del Banco Galicia. El ingreso de ambas opciones (Diners y PP) está “vedado” de 14 a 22 hs. En nuestro caso la veda no era un problema.

La decisión familiar fue:

12.00 hs.: Despegue (hambre inminente satisfecho en Star Alliance Lounge)

14.00 hs.: Empanadas y jugo (200ml) Cepita

17.00 hs.: Alfajor con jugo

21.00 hs: Empanadas con Coca Zero

12.05 hs: Arribo a Barcelona

También tuvimos snacks varios entre las comidas.

Considerando lo pagado por el único equipaje a la ida y a la vuelta, el costo final del pasaje por persona resultó $6.190.

Recordar que a pesar de ser del grupo IAG (Iberia y British), no suma Latampass. En mi caso di de alta a mi familia en Iberia Plus y sumaremos AVIOS. El registro de los menores no se puede realizar completo por la web, sino que debe enviarse un email a ibplusmenores@iberia.es junto a un formulario que se baja de la web y que te lo ofrece al cargar los datos del menor. El sistema identifica que se trata de un niño. En el email, además del formulario hay que incluir el scan del pasaporte de los menores y del adulto que lo tramita.

Día del vuelo

Arribamos a Ezeiza con 4 horas de anticipación. Para mi es el tiempo ideal que eventualmente te permite solucionar algún inconveniente en hora pico (pinchadura, choque, transito, falta de documentación, etc.).

IMG_20170706_082751517.jpg

Check-In

Nos dirigimos a los mostradores de Level, ubicados entre el número 13 y 18. Fuimos los terceros ubicados en la fila.

IMG_20170706_080327852

8.05 am, tan solo 5 minutos luego de nuestro arribo, llegó el personal de Level e iniciamos el check in (4 horas antes del vuelo). A pesar de que somos 5 integrantes, la verificación de los pasaportes, libreta de familia y documentación “extraordinaria” de nuestro 3er. hijo chileno, no demoramos ni 10 minutos. No nos pesaron los carry-on. Solo los identificaron con una marca de Level. Como no había podido verificar en la web de Iberia que estuviese incluida la valija que despachamos, llevaba el recibo de pago. No hizo falta mostrarlo. Estaba claro en el sistema. También estaban cargados los números de viajero frecuente de Iberia.

La atención en el check-in fue impecable. Personal de Level (no de Iberia), argentino y en general muy joven.

Aduana. Migraciones. Empanadas.

De allí nos fuimos a realizar los tramites aduaneros y de migraciones. No había NADIE, ni una sola persona en migraciones por lo que 8.45 am, tan solo 45 minutos desde el arribo a Ezeiza, estamos en el Star Alliance Lounge. Realmente un placer y creo que llegar temprano fue un acierto.

Dato: al salir para la puerta de embarque, ingresé al Lounge de LATAM donde me confirmaron que los pasajeros viajando por Level NO ingresan al salón ya que Level NO pertenece a la alianza One World. Sin importar la categoría que tengas vía LATAM o tu banco. Me dijeron que son varios los argentinos que van a consultar siendo clientes PREMIUM del BBVA, pero no es posible su ingreso si viajan por Level.

No hubo inconvenientes en la aduana con todo el alimento que traíamos. Ni siquiera preguntaron algo al respecto ni nos pidieron abrir el “carry-on estrella” que funciona como cooler. En nuestro caso trajimos empanadas, jugos Cepita de 200ml (creo que entre 15 y 20), alfajores y snacks varios.

Embarque

Siendo las 11.05 hs ya estábamos en la puerta de embarque numero 3 donde se veía tan solo un ala del A330-200 que nos llevaría a la madre patria. El vuelo estaba anunciado como IB 2602 y la imagen en la puerta de embarque era de Iberia. Este fue el único momento en todo el proceso en que nos encontramos con un logo de Iberia. Salvo por este detalle y el número de vuelo “IB”, nos se hace mención a sus “hermanos” mayores Iberia y British Airways.

IMG_20170706_111005

Había una cola “autoconvocada” de aproximadamente 100 personas, aún cuando nadie había sido llamado a embarcar.

11.25 hs. Si bien no habían sido llamados, pero dado que estaban haciendo una cola “paralela”, fueron invitados a embarcar los pasajeros con niños. Asumo que menores de 2 años, pero al no haber anuncio no pude verificarlo. Pero si les anticipo que existe el embarque prioritario con menores.

11.30 hs. Nos llamaron a los del Grupo 1. Es decir, las filas 30 a 43. No mencionaron en el anuncio que los pasajeros de Premium Economy tuvieran embarque prioritario. Es un tema que voy a intentar dilucidar a la vuelta pero me atrevo a decir que no lo hay. El ingreso al avión fue muy rápido. No hubo colas en la manga y el personal se destacó por la simpatía y atención. En especial con los niños.

IMG_20170706_134736719.jpg

Nos dirigimos a nuestros asientos y si bien nuestro carry-on son de tamaño estándar, no ingresaron “de frente” en los compartimentos ubicados sobre las filas de dos. Los ubicamos por sobre las filas del medio y entraron sin problemas.

IMG_20170706_134653558_HDR

Los asientos son estándar. No sentí que fueran mas chicos que las alternativas Latam, Iberia, Alitalia o American Airlines. Son modernos, el apoya cabeza se ajusta en altura y los laterales del apoyo se retraen para fijar la cabeza al dormir. Para mi altura (1,77) el espacio para las piernas es suficiente.

11.45 hs. Todos los pasajeros estaban ubicados en sus lugares. Los espacios para valijas alcanzaron sin problema y no hubo “incidentes”. He visto forcejeos en vuelos de cabotaje que acá no se dieron.  🙂

11.52 hs. El capitán informó el cierre del vuelo y despegamos puntualmente a las 12 hs. Nos informaron que a los pasajeros volando en Premium Economy y aquellos que hayan comprado la comida en Economy, recibirían servicio de almuerzo una vez alcanzada la altura de crucero y un servicio de desayuno previo al arribo a Barcelona. Parece que la cena no era parte del servicio.

El vuelo iba lleno, al menos en Economy.

En vuelo

13.15 hs. Pasaron por los pasillos ofreciendo el KIT de “bienestar” compuesto por manta, almohada inflable, antifaz, calcetines, pasta, cepillo de dientes y tapones para los oídos (12 euros). También ofrecieron auriculares (5 euros).

13.35 hs. Hace su ingreso triunfal el carro con comida. Se siente olor a comida caliente pero por suerte mi familia completa duerme y no lo nota.

14.00 hs. Tengo hambre. Estoy atrapado en la ventanilla de los asientos de 2. Toda mi familia duerme. A quien se le ocurre salir tan temprano para el aeropuerto…

14.10 hs. Llega el carrito a la fila 30 y por suerte mi familia se despierta. La comida servida no se ve tentadora y mi cuerpo necesita una empanada.

En la parte trasera del avión hay 123 asientos y solo repartieron 13 bandejas con comida. Es decir, solo el 10% de los pasajeros pidió previamente el servicio. Algunos pocos, no mas de 5 creo, lo pidieron en el momento. Las empanadas y sándwiches son la vedette del vuelo. No se sienten olores ni nadie trajo pescado o chorizos a la pomarola.

14.20 hs. Llega el menú familiar compuesto por galletitas saladix, empanadas de carne y jugo de naranja.

IMG_20170706_140220203

14.30 hs. Aún no funciona la red wifi. Me informa el TCP que lo habilitarán en un rato (?)

Entretenimiento a bordo.

La pantalla táctil individual de 13 pulgadas funciona excelente. Será tu aliada durante todo el vuelo ya que a través de ella manejarás la luz de lectura, llamarás a los TCP, comprarás comida, bebida, cosas del duty free y el abono de internet. Tiene entrada USB con la que cargué el celular y entrada para auriculares Sugiero traerse cualquier auricular que tengas en tu casa para ahorrarte 5 euros.

Comida

La variedad es muy amplia: Sandwiches fríos y calientes (8 Eur), ensalada (8 Eur), queso y fruta (8 Eur), menú kosher (14 Eur), Yatekomo sabor oriental (4,5 Eur), pollo con arroz al curry (9 Eur), macarrones a la boloñesa (9 Eur), snack varios (3/4 Eur), chocolates (2,5 Eur), Muffins de arándanos (3,5 Eur), helado Magnum (3,5 Eur), Gaseosas (3 Eur), Agua (2,5 Eur), café/té/chocolate (3,5 Eur) y bebidas alcohólicas (4 a 6 euros).

Tienda a bordo

Ofrecen perfumes, Cosméticos, algo de electrónica, Productos Gourmet y Cigarrillos. Lo habitual. Las compras se pueden hacer por la pantalla directamente.

Video

Buena opción de películas. A destacar. Están separadas por género: novedades, niños, animación, comedia, drama, internacional, familiar, cine español y suspenso. Los idiomas disponibles para el menú son español e inglés y muy variado para las opciones de las películas (español, inglés, francés, japonés, italiano, entre otros). Hay un apartado denominado “TV” donde hay varias series y programas infantiles.

Audio

También muy completo. Separado por Novedades, Niños, Blues & Jazz, Clásica & Relax, Electrónica, Pop, Rock, Soul, Internacional, Audiolibros y Podcasts.

15.00 hs. La wifi sigue sin funcionar y no les creo que vaya a hacerlo.

Me levanté a caminar un rato. En la parte trasera de avión hay una mesita con jugo y agua. Pido un vaso de agua y el TCP me ofrece otro para llevar a mi esposa. Supongo que estará a disposición durante todo el vuelo. Es sin costo.

16.00 hs. Veo una película y rápidamente se me hace la hora merendar.

18.30 hs. Me confiesan que la wifi no va a funcionar. Igual yo ya no les había creído.

19.00 hs. La familia está lista para cenar, considerando que en 5/6 horas aterrizaremos. Pasan un carrito con cena rápida compuesta por sándwiches. Nosotros volvemos a sacar las empanadas y compramos gaseosas. La pantalla táctil indicaba que lo que queríamos estaba agotado pero me lo vendieron desde el carrito. Se puede pagar en efectivo o tarjeta de crédito.

Consejo: no repitan la comida del mediodía. No nos daban ganas de comer nuevamente empanadas pero otra no quedaba. Antes que sacarme 8 euros por un sándwich, los hacía cenar los alfajores que llevábamos para la familia de España. Cenamos empanadas y felices por el ahorro.

20.00 hs.: apagan las luces de cabina. Si bien quedan 5 hs. para aterrizar, nadie de mi familia quiere dormir. El día siguiente sería “largo” con todos cansados.

La temperatura de cabina es igual durante todo el vuelo. Viajé en remera todo el tiempo y nunca siquiera pensé en ponerme el buzo. Habíamos traído mantas de polar para los niños pero no hicieron falta. Al final resultaron rendidores los carry-on…

A eso de la medianoche, para engañar a nuestros cuerpos, sirvieron un servicio de desayuno. Si bien en España ya estaba amaneciendo, de haberlo pagado creo que hubiese tomado solo un café.

IMG_20170706_174950915

Aterrizamos a las 00:05 hora de Argentina del viernes 07 de Julio, 05:05 AM hora de España, 45 minutos antes del horario originalmente establecido.

La experiencia Level superó ampliamente mis expectativas.

Este año 2017 tuve la posibilidad de viajar con Latam a Miami, con Latam a España y con Alitalia a Roma. Si bien quizás no debería comparar una Low Cost con estas opciones, puedo decirles que a nivel aeronave, servicio y calidad, no tiene nada que envidiarles. En mi caso el valor no incluía equipaje (solo de cabina) ni comida a bordo. La atención a bordo, al nivel de Latam. Su personal es lo más destacable frente a un muy bien servicio en general.

Anuncios