Este post forma parte de nuestra experiencia recorriendo el Camino Francés del Camino de Santiago. Acá encontrarán el relato de la etapa 2 del Camino de Santiago Francés: de Portonmarín a Palas de Rei

Camino de Santiago Francés: de Portonmarín a Palas de Rei

El primer día habíamos sufrido mucho el calor de los últimos 5 kilómetros. Pensamos que quizás sería más fácil si salíamos más temprano. Como el desayuno en el hotel se servía desde las 7.15 hs recién salimos al camino a las 7.30.

Era de noche y rápidamente cruzamos el puente sobre el Río Miño que daba comienzo a la segunda etapa desde Portomarín. 

Apenas salimos del pueblo, comenzó un ascenso dentro de un bosque. Mi mamá usa palos para las subidas y fue una gran ayuda. Estábamos rodeados de muchos peregrinos, como nos pasó en el comienzo de la primera etapa.

El día estaba nublado y con una gran niebla. Todo era gris, salvo por las retamas amarillas y cerezos en flor que nos escoltaron gran parte de la etapa.

Siempre en ascenso, si bien ya lo sabíamos, nos preguntábamos cuando bajaríamos. No solo no sucedió sino que parecía que en breve ingresaríamos a una nube…

Conversamos con peregrinos de Venezuela, Argentina y de varias zonas de España. En general hay gente joven por sobre adultos. Y más mujeres que hombres. Es más habitual ver grupo de amigas de entre 20 y 30 años que hombres, parejas o familias.

A diferencia de la 1ra etapa, entre caminos rurales, esta vez caminamos bastante tiempo a la vera de la ruta.

Sin darnos cuenta, en el km 12 el cielo de despejó por completo. Justo llegábamos a un caserío donde un grupo de voluntarios evangelistas nos iba a buscar a la ruta y nos ofrecía ingresar al centro “Fuente del Peregrino”  donde había café, té, limonada, fruta, galletitas y baños a disposición. Todo era absolutamente gratis y te recibían con una calidez sorprendente que agradecí regalándole lápices de JuanoFlyer :).

LEE TAMBIÉN  Museo Güemes en Salta, una extraordinaria sorpresa

A diferencia de ayer, hoy nos cruzamos con varios ciclistas. Ellos, para obtener su Compostela, deben recorrer al menos el doble de km que los caminantes.

Ayer aprendimos otra cosa. Es tan abundante la cena que te ofrecen en el Menú Peregrino, y tan necesaria porque es la comida fuerte del día, que haremos como los Alemanes que cenan 7 pm. Anoche terminamos de cenar 10.30 pm y no dormimos bien. Por eso hoy decidimos parar en medio de la etapa para almorzar y no esperar a las 2/3 pm que teníamos previsto  llegar.

Al retomar el Camino luego del almuerzo solo quedaban 5 km.

Nosotros compartimos una tortilla y una porción de empanada gallega que con dos gaseosas pagamos €5. El menú Peregrino abundante sale entre 8 y 10 euros…

Nuevamente emprendimos el Camino y disfrutamos de bosques cuya sombra se agradecía.

Nos cruzamos una Iglesia rodeada del Cementerio, algo habitual por esta zona.

Siendo las 14 hs aproximadamente, llegamos a Palas de Rei. Las valijas también  llegaron antes que nosotros y tuvieron la deferencia de subirlas previamente a la habitación. 🙂


Tardamos 6h26m para hacer 24,95 km, tiempo que incluyó un descanso de 20 minutos y un almuerzo de otros 35 minutos.

Esta fue la etapa más larga. La de mañana era de 28 km pero al contratar el paquete me ofrecieron dividirla en 2 de 14 km. Me pareció lo más adecuado para mamá y lo hicimos.

Nuestra Credencial de Peregrino ya tiene otro color.

 

Te recomiendo leer también:

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Qué me dejó el Camino

Camino de Santiago desde Sarria

LEE TAMBIÉN  Visitando la Villa Ocampo en San Isidro

Sarria a Portomarín – Etapa 1 

Palas de Rei a Melide – Etapa 3 

Melide a Arzúa – Etapa 4 

Arzúa a Pedrouzo – Etapa 5

Predrouzo a Santiago de Compostela – Etapa 6 

 

Relacionados

Museo Casa Rosada Link: Museo Casa Rosada Dirección: lateral Sur de la Casa Rosada, sobre la Av. Hipólito Yrigoyen Horario: Miércoles a Domingo y feriados de ...
Que hacer en Bariloche, 10 opciones para todos los... Visitar Bariloche es hablar de mi infancia. Fuí a Bariloche tantas veces como años tengo. En una época, allá hace tiempo, íbamos en invierno y en vera...
Perdido en Paris descubrí Ann’s Cookies y me... Es habitual leer que lo mejor de un lugar es perderse para conocer su parte no turística. La verdad que jamás me había pasado y salvo lo que les voy a...