El sueño de Elisa

Una sección de mi Blog se llama “Historia de un viaje”. Por cierto la tengo algo abandonada…

Un día entrevisté a Elisa Forti, quien a sus 82 años corre maratones. Acá podes leer su historia: Honrar la vida

Yo nunca preparo una entrevista. Las preguntas son espontáneas según vea como transcurre la charla.  Ese día ya habíamos terminado y se me ocurrió preguntarle “Elisa, ¿tiene algún sueño por cumplir en su vida? Ella me dijo “correr una carrera en Roma” (días después me corrigió. Quiso decir Italia, su tierra natal. Pero le salió Roma…) Esa mañana, mientras viajaba en tren al trabajo, no me pude sacar la idea de la cabeza. Quizás podría ayudarla. Pero apenas la conocía.  Pensé en mis 4 abuelos ya fallecidos y recordé que nunca les pregunté si tenían un sueño pendiente o incumplido…
Publiqué el POST sobre Elisa y varias personas se ofrecieron a ayudarla. Yo no sirvo para pedir ni sabría como hacerlo. Una persona MUY GENEROSA me ofreció 2 pasajes a precio de empleado de una aerolínea. El sueño tomaba color. Y quizás sin su ofrecimiento hubiese quedado ahí… Pero eso me animó. Si algún día me lo permitiese, me gustaría contarles quien es. Es el protagonista junto a Elisa de este viaje. Solo que lo hace desde el silencio y la generosidad anónima. La que vale…

Seleccioné 7 carreras en Italia y lo conversé con Elisa. Eligió una carrera en la zona donde nació. Quería correr donde lo hacía con su papá, a orillas del Lago di Como. Soñamos. Nos decíamos, con soñar no perdemos nada…

LEE TAMBIÉN  Cuando menos resulta ser más

Me contacté con la organización de Trail del Viandante. Enseguida les gustó la idea y ofrecieron la inscripción gratuita junto a 2 noches de alojamiento. Sin quererlo o sin ser consciente, todo tomaba una dimensión real.

Dos meses atrás, se contactaron con Elisa y luego conmigo, un guionista y un productor. Querían hacer de la carrera una película. Y en eso estamos. El sueño tomó vuelo propio y hoy están en la tarea para nada fácil de conseguir sponsors. La película ya está en marcha y están grabando la previa en Buenos Aires. Ojalá el sueño se logre. Elisa lo merece…

fb_img_1472864560177.jpg

El sueño de Margarita

Mi mamá se llama Margarita. No le pregunté si tenía un sueño por cumplir. Pero sabía que había un sueño trunco con mi papá (que falleció hace 3 años). Realizar una etapa del Camino de Santiago.

Y también me pregunté “¿puedo hacer algo por ella?”. Debo confesar que su sueño involucrase un viaje me dió el coraje suficiente para proponerlo. Tardó 2 días en contestar, en una mezcla de emoción y sorpresa.

peregrinos-2

Foto: www.taringa.net

Caminaremos 120 km en 7 días hasta Santiago de Compostela. Ya me entró la ansiedad porque faltan 5 semanas.

Ambos casos tienen un denominador común (además del viaje). Sacar el foco del sueño propio, del día a día y levantar la mirada para ver si puedo ayudar en el sueño de otro, quizás de un amigo o familiar.

Florencia, mi esposa, me dijo que no se le ocurría un sueño pendiente (zafé…). Yo si tengo uno (por si mi jefe lo lee, necesito 2 meses… jejeje). Mi sueño es estar en una universidad en el exterior, viviendo en ella, 2 o 3 meses, en un entorno académico al 100%.

LEE TAMBIÉN  Juano Flyer cumple 2 años

Yo los animo a pensar en aquellos que los rodean. Sobre todo en nuestros adultos mayores. Abuelos, padres… y les pregunten… ¿tenés aún algún sueño por cumplir en tu vida? Quien te dice que es menos difícil de lo que te imaginás y a la vez podés ser parte. Quizás quisieran volver a su tierra natal. Quizás quieren viajar en avión por primera vez. Quizás quieren ir a ver un familiar lejano y solo necesiten de alguien que los acompañe en el auto o en el micro.

Puede ser rara la pregunta. Pueden pensar que se los preguntás porque están cerca de la muerte. Nada tan lejano. Yo no creo que ser mayor signifique estar más cerca que yo de morir. Solo que muchas veces nuestros mayores necesitan que los acompañen, que les den el “empujón” inicial, que los animen o los ayuden a concretarlo. Es más, algunas veces tienen los medios económicos para hacerlo pero no tienen quien los acompañe. O piensan que no nos interesa acompañarlos… ¿te animás? Es fácil. Solo tenés que decirles ¿Tenés un sueño pendiente en tu vida?

Foto portada: www.santiagomendi.com

Relacionados

Dejá que te lleven o te vayan a buscar Hace 10 días, mi mamá me preguntó cómo me iba al aeropuerto. Le dije que en tren y luego micro. Me ofreció llevarme y le dije que no hacía falta. Que ...
El que esté libre de pecado, que arroje la primera... ¿Quién de nosotros no cayó en la trampa de salir de vacaciones con su mamá, la suegra, la hermana/o y su pareja e hijos, con papás de compañeros de co...
La muerte y la consecuente decisión de viajar Este post tiene 3 caminos que se unen en el final. Tuve la necesidad de escribirlo porque cuesta mucho intentar hablarlo con alguien sin ser interrump...