juano_flyer_logo_final-10El 31 de diciembre de 2015, pasadas las 12 de la noche, por tercer año consecutivo realizaba la tan esperada #VueltitaFloxie. Floxie creó esta tradición que tiene poderes mágicos. Quien de una vuelta manzana con una valija a las 00.00 hs. del año nuevo que comienza, será bendecido con muchos viajes. Más allá de lo “místico” y divertido de la propuesta, tiene que ver con la prioridad que los viajes significan en el nuevo año que comienza…

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-8-22-15-a-m

El primero de Enero, a horas de haberlo deseado, el Llao Llao se ganaba mi corazón:

captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-8-22-31-a-m

Nora, Community Manager del hotel, me recordaría por twitter que me estaban esperando desde ese mismísimo 01 de enero. Nora, a través de las redes sociales, convertiría “la experiencia Llao Llao” en algo que duró 10 meses.

La previa

El trato “formal” con el Llao LLao comenzó en Junio, es decir, 4 meses atrás cuando contraté las 2 noches por Hoteles.com. Así te lo contaba en este POST: Mi secreto para hospedarme en el Llao Llao.

A las 48 horas, Facundo, asistente de ventas, me enviaba un email con la confirmación de la habitación doble con cama matrimonial, me comentaba la posibilidad de tomar un transfer privado desde y hacia el aeropuerto, me indicaba su costo y finalmente me ofrecía contactarme con una rentadora por si deseaba alquilar un auto. Debo decir que me sorprendió, ya que es la primera vez que un hotel en forma directa me contacta. He contratado 170 habitaciones en Hoteles.com en los últimos 5 años y nunca el establecimiento me había confirmado la habitación y comenzaba a brindarme sus servicios y asistencia.

Pero lo de Facundo no sería una excepción. Cristian, de conserjería, también me confirmaría por escrito la reserva para el famoso “Té Llao Llao” y ya vislumbraba que aún no habiendo hecho el check in  sería una experiencia diferente.

Voy a contarte mi experiencia enfocado en el personal del hotel. Quiero ofrecerte que recorramos la experiencia Llao Llao a través de su gente, que hace de esta experiencia algo maravilloso. Los nombres que utilizaré son los reales.

No era la primera vez que estaría en un hotel de la categoría del Llao Llao, pero si era la primera vez en que el diferencial de los Recursos Humanos se hizo tan presente. Seguramente tengan capacitación al respecto y acorde al servicio que ofrecen. Pero hay algo más. A pesar de ser más de 400 empleados, algo esconden 🙂 No presentaron grietas. Guardan ese límite sutil entre estar a tu servicio en forma constante pero sin invadirte. No notás su presencia pero alzás la vista porque necesitás algo y en seguida están listos para ayudarte. Los pasajeros éramos muchos, pero te hacen sentir único. Estar en el Llao Llao es una experiencia más allá de lo material. Te vas con la sensación de que a pesar de que quizás sea un esfuerzo estar allí, valió la pena cada centavo.

Llegamos al Llao Llao Hotel

Con Florencia, mi esposa,  llegamos un viernes a las 17 horas con la ansiedad de querer alargar los minutos para que el fin de semana se extienda por arte de magia.

img-20161017-wa0058

Damián, parado en la puerta de su imponente ingreso, te daba la bienvenida y ofrecía el servicio de valet parking.

20161015_165149

En la recepción, siempre a disposición para lo que necesites, podés encontrarte a Guadalupe, Fiorella, Paola ó Monica. Siempre atentas, siempre dispuestas, nos asesoraron y pacientemente explicaron cada una de las muchas preguntas que les hice sobre el hotel, sobre ubicación y horarios de los servicios y otros exóticos cuestionamientos que les propiné sobre el mítico hotel patagónico.

LEE TAMBIÉN  Ser feliz es una decisión

Sus pasillos eternos, alfombras de un tamaño nunca antes visto eran la antesala a nuestra habitación con vista al lago en el Edificio Bustillo.

20161014_193037

La habitación del Llao Llao

Dentro de la habitación todo era sensible a los sentidos. Sus ventanales, modernos y herméticos hacen lo posible, y lo logran, por camuflarse en una construcción centenaria.

Zulma, quien se ocupa del arreglo de la habitación cada mañana, sonríe cómplice ante tu partida hacia el desayuno. Ella se ocupará de dejarte 2 bombones deliciosos (recordandote que pensaron en vos) junto al pronóstico del tiempo, las actividades de la semana y la reposición de artículos de tocador con aroma a lavanda que relacionarás con el Llao Llao cuando nuevamente te cruces con ese aroma patagónico.

20161014_185617

Nada te faltará, pero por si acaso necesitaras algo, Martín como sabiendo que abriría la puerta, dejaría su labor a metros de la habitación y resolverá tu inquietud en segundos.

Yendo hacia el imponente desayuno, te cruzarás con Romina o Verónica, de elegante tailleur, quienes saben tu nombre, y sin aún poder recuperarte de la sonrisa que te regalaron, te felicitan por tu cumpleaños y se ponen a disposición para lo que precises. “Si, necesito que esto sea un sueño y  duro mucho tiempo“.

20161014_193121

Detrás de ese telón, cada mañana te espera el mejor desayuno nunca antes visto

El desayuno

El desayuno es una experiencia en si misma. Apenas llegar, te acompañarán hasta tu mesa, donde podrás optar por tener vista al Lago Moreno o al Lago Nahuel Huapi.  Camila, Maria, Nicolás, Mario, Cristian, Jorge o Claudio estarán pendientes de que todo resulte impecable y tu café o té nunca falte en tu taza.

20161015_094039

Si la mesa con opciones de las más variadas no fuera suficiente, a metros tendrás otras sorpresas.

20161015_094434

Sabrina prepará a tu gusto y en el acto, waffles de chocolate, dulce de leche y crema. Para lo menos golosos ofrecerá waffles con mermelada de cassis, mermelada de frutillas y frambuesas, entre muchas otras opciones.

20161015_095753

A su lado, Nune ofrece omelettes cuya combinación de ingredientes podría encontrarla sin preparar dos iguales en la misma mañana .

20161015_095608

Spa – Outdoor

Luego de este desayuno, te sentirás con energía para subir el cerro catedral corriendo. Nosotros nos dirigimos al Spa, donde Daniela, Marcelo y Juan Manuel te cuentan las opciones incluidas en la tarifa: clases de spining, pilates, cross training, esferodinamia, hidrogym, caminata, arqueria, gimnasia localizada, yoga y stretching. Florencia partió para hidrogym donde Nicolás hizo que no se diera cuenta que la clase duró una hora.

20161016_145745

En mi caso decidí correr 10 kilometros por los parques del hotel y el Parque Municipal Llao LLao, un área protegida de 1.226 hectáreas de pleno bosque andino-patagónico. Su entorno es increible y muy aconsejable para largas caminatas o paseos en bicicletas.

img-20161015-wa0027

Cada curva con vista al lago será una postal. Si bien el Hotel tiene un imán que no querés abandonarlo ni por un minuto, no podes dejar de visitar sus alrededores. Encontrarás vistas al cerro Lopez y Lago Moreno que no puedo explicar, hay que apreciarlas.

img-20161017-wa0060

Es probable que luego del hacer un poco de deporte ya tengas hambre nuevamente. Pero ojo, si reservaste el “Té Llao Llao” te sugiero almuerces liviano. Tené en cuenta que un sándwich al paso, algo rápido, será así:

LEE TAMBIÉN  Mi secreto para hospedarme en el Llao Llao Hotel

20161016_135143

Si tu opción no incluye una siesta reparadora, te recomiendo que tomes tu libro favorito y lo disfrutes en el Lobby Bar.

20161016_08303020161016_083003

Al regresar a la habitación, puede que te sorprenda el Gerente General, Carlos, con una nota de felicitación, una botella de espumante y una mini torta en homenaje a tu cumpleaños.

Si no volvés al SPA por uno de los tantos programas faciales, de regeneración celular, de puesta en forma, de relax, de hidroterapia o programas smart dren, su piscina in/out de 420 metros cuadrados puede que te convenza. No solo porque es climatizada los 365 días del año, sino también por su vista al Cerro Tronador y Lago Moreno. Si vas con chicos, hay una piscina indoor climatizada mientras sus padres los miran desde un gran jacuzzi. El servicio de bar, cuenta con servicio de comida y bebida para las piscinas.

20161016_104413

Al regresar a la habitación recordando que tu familia quedó en Buenos Aires y habría que llamarla, te sorprenden con una invitación a una Degustación de Bodegas Trivento en el Salón Alerce.

20161015_193146

Allí, el enólogo en jefe de la bodega, descorchará 4 de sus mejores vinos y te dará una clase magistral sobre Mendoza, sus viñedos y respectivos vinos.

La Cena

Como si le hubieran avisado que ya terminábamos, Florencia asoma por el salón recordándome que teníamos una mesa reservada en el Restaurante Patagonia del hotel.

Allí, Jessica nos recibirá e indicará nuestra mesa. Pedro de inmediato nos contaría el menú de la Cena Maridada con vinos de la Bodega Trivento.

20161015_205721

Entrada: Burrata, prosciutto de Parma, tomate confitado, coulis de albahaca con gremolata de almendras, olivas y alcaparras

20161015_214302

Plato principal: cordero a la olla con curry ahumado de la región y costra de papas

20161015_222152

Postre: Peras en Té de mosqueta, crema de té, base húmeda de frutos secos y sorbet de pera Williams

El domingo nuevamente el deporte se haría presente y disfrutamos una vez más de la piscina.

Té Llao Llao

Habíamos reservado una mesa para el “Té Llao Llao” que se sirve en el Jardín de Invierno. La sensación es no saber donde sentarte. Todas las vistas son hermosas. El mobiliario también lo es y cada detalle arquitectónico hace que la decisión de la ubicación no sea fácil.

20161016_083055

El Patissier Claudio, te asombrará con distintas opciones dulces y saladas que mejor que describirlas es verlas.

20161016_16345620161016_16361420161016_16482920161016_164309

Tuve la oportunidad de conocer al Chef Ejecutivo del hotel, Federico cuya humildad asombra y lo hace aún más grande.

Antes de partir, si bien habían pasado ya 48 horas dentro del mismo hotel, nos fuimos a visitar un lugar aún desconocido: la nueva Ala Moreno construida en 2007. Allí hay Studios y Suites increíbles que incluyen terraza, pero también las mejores vistas al Cerro Tronador y Lago Moreno.

20161016_15311820161016_15295820161016_152923

Decirles que pasé uno de los mejores cumpleaños sería poco. El número era emblemático, cumplí 40. Lo desee al llegar las 00.00 hs del 1 de enero de 2016. El sueño se cumplió y el Llao Llao hizo todo lo posible para que fuera un increíble recuerdo. Pero decir “el Hotel Llao Llao” no deja de ser algo abstracto. Quienes lo lograron fue su personal, su gente.  Y este POST les quiere reconocer ese esmero, ese dar el 110%, ese diferencial que no se logra solo con dinero y del que deberían sentirse orgullosos. MUCHAS GRACIAS.

 

Si vas a reservar este Hotel o cualquier otro en Booking.com o en Hoteles.com te agradecería que lo hagas desde mi link. El precio a vos te queda igual pero a mí me pagan una pequeña comisión y me ayudas a seguir haciendo este blog.

 

img-20161015-wa0019-2

Relacionados

Mi secreto para hospedarme en el Llao Llao Hotel Este post aplica a cualquier hotel, pero en mi caso utilizo habitualmente este beneficio para HOTELES de CULTO que si pagase el 100% de la tarifa no m...
Alvear Afternoon Tea. Imperdible de Buenos Aires. Desde los 18 años que empecé como cadete en una agencia de turismo, tuve ciertos objetivos deseables para mi vida turística. Mientras recorría hoteles...
Viajar este fin de semana (8/9/10-07) en Capital F... A pedido de los seguidores de Twitter y Facebook, bajé a un post el resumen de las muchas opciones que tenemos en la Ciudad de Buenos Aires este Fin d...