Juano_Flyer_logo_Final-11Es habitual leer que lo mejor de un lugar es perderse para conocer su parte no turística. La verdad que jamás me había pasado y salvo lo que les voy a contar, nunca me pasó de nuevo. Estoy aprendiendo a viajar y no logro separarme de lo tradicional, aunque cada vez más voy prestando menos atención a lo “que hay que hacer”. Pero me cuesta. Soy muy estructurado en todos los ordenes de la vida, no iba a ser distinto viajando.

Además, está Floxie, http://www.floxie.com.ar, una persona adorable que cada tanto saca un post que resulta indispensable para mis viajes. Ejemplo de 2 que seguí al pie de la letra: Los 10 imperdibles de Roma http://www.floxie.com.ar/2015/09/los-imperdibles-de-roma/ y Los 10 imperdibles de NY http://www.floxie.com.ar/2014/06/los-10-imperdibles-de-nueva-york. Lo que me lleva a no liberarme y seguir los consejos de Floxie, Trip Advisor o amigos/conocidos. No reniego, pero quiero conocer tanto en los días que estoy en un lugar que no me “permito” perderme o salir sin una guía detallada de lo que haré cada día.

Volviendo al tema, estaba con mi esposa Florencia en uno de nuestros viajes a “solas” (sin chicos) en Paris, luego de visitar la Catedral de Notre Dame cruzamos un puente sobre el Río Sena asumiendo que estábamos regresando en la dirección original que habíamos tomado al llegar. Pero no. No entendíamos por qué si recién habíamos cruzado el Sena lo teníamos de nuevo de frente. Estábamos en una Isla, luego supimos era la Isla San Luis.

Captura de pantalla 2016-05-27 a las 8.46.04.png

Mi instinto fué regresar sobre mis pasos para no perder tiempo pero nos encontramos con una fachada que nos enamoró…

LEE TAMBIÉN  Mi primera vez en Salta y Jujuy

Anns Cookeies.jpg

La tienda en cuestión era Ann’s Cookies. Había solo 2 sillas y una mesa vacía que se ven en la foto que tomamos. Somos amantes de todo lo que sea Cookies, Macarons, Muffins…. Y si bien en familia estamos en una cruzada por reducir el consumo de harinas, lácteos y azucar, nos permitimos estos “derrapes”.

El primer impacto fué elegir entre todas las galletitas expuestas. Eran muchísimas y todas se veían espectaculares. El segundo, fué probarlas. Exquisitas, una explosión de sabores en tu boca. El tercero, enterarnos que eran “famosas” (cosa que no supe hasta googlear por la noche sobre su historia).

La Sra. Anne-Laure de Lummen, propietaria de Anns Cookies imaginó la apertura de una tienda de galletitas viendo la película de Small Time Crooks de Woody Allen. Pero tuvo su idea en mente por muchos años hasta que en noviembre de 2011 se animó y abrió su primer tienda. La tienda que “descubrimos” fué la segunda que inauguró.

Pero vamos a lo importante…. Las galletas (me gusta ese nombre para definirlas por sobre “galletitas”)

Les recomiendo las galletas de Avellanas tostadas y nutella o las galletas de Chocolate y naranja o las galletas de Limón. La variedad hace difícil recomendar…. Es algo personal. Pero estoy seguro que no los va a defraudar. En su momento no saqué fotos pero les dejo algunas extraídas de su web…

.

Anne-Laure de Lummen quería galletas crujientes por fuera pero densas, suaves y pegajosas en su interior. Si estás leyendo este post, Anne, lo lograste!

Leí en una de las tantas notas que hay en la web, que todas las galletas se hacen con los mejores ingredientes, incluido el chocolate hecho por una empresa francesa en el sureste de Francia que utiliza viejas máquinas de fabricación que resulta el mejor chocolate disponible. Manteca de la región de Poitou en Francia, nueces de la región de Périgord, pistachos de Irán, nuez pecán de Estados Unidos, avellanas de la región italiana de Piamonte, Damascos procedentes de Turquía y confite de naranja de Italia.

LEE TAMBIÉN  Montevideo y Colonia en 5 días

Si alguno va a Paris, y es estructurado como yo, debe anotarlo en su lista de imperdibles porque no se va a arrepentir.

 

PD: que utilice palabras como “adorable” y “enamoré” lo genera Paris 🙂 y en la corrección del texto casi lo cambio pero vamos a dejarlo porque así salió espontáneamente.